El Indicador Global de la Actividad Económica muestra que la recuperación de la actividad económica continuó en agosto, pero con signos de ralentización. Aumentó 1.1% en términos reales versus julio, sin embargo, respecto al año pasado registró disminución real de -8.5%. Después del confinamiento, la recuperación económica se ha ralentizado. Por componentes, los resultados son mixtos, por un lado, la perspectiva mensual y por otro la comparativa anual muestran un panorama preocupante por la debilidad de cara al último trimestre del año en caso de regresar a las medidas “generalizadas” de distanciamiento social.