Los cálculos de simulación en el modelo comercial KITE del Instituto de Economía Mundial de Kiel muestran cuáles serían los efectos de un embargo comercial contra Rusia en determinados grupos de productos a medio plazo.

Según los cálculos, un embargo de gas tendría las consecuencias económicas más graves, con una caída del producto interior bruto (PIB) de Rusia del 2.9%. En cambio, el PIB de Alemania aumentaría ligeramente, un 0.1%, y el de la UE también se incrementaría mínimamente.