Los principales resultados del Sistema de Indicadores Cíclicos son los siguientes; en diciembre de 2020 el Indicador Coincidente se localizó por debajo de su tendencia de largo plazo al reportar un valor de 97.7 puntos y después de 6 meses consecutivos de avances retrocedió (-)0.03 puntos.

Al interior, dos de sus componentes contribuyeron a su descenso: ventas al menudeo y trabajadores permanentes asegurados en el IMSS.

El Indicador Adelantado se ubicó en el mes de enero de 2021 por arriba de su tendencia de largo plazo al registrar un valor de 101.5 puntos y un incremento de 0.37 puntos con relación al pasado mes de diciembre. Sus seis componentes contribuyeron a su avance: empleo manufacturero, momento adecuado para invertir en la manufactura, IPC de la BMV, tipo de cambio real, TIIE y S&P500.

En conjunto, los indicadores desde un enfoque de crecimiento señalan que la economía mexicana actualmente está creciendo por debajo de su tendencia de largo plazo, pero es previsible que tienda a cerrar la brecha en las próximas mediciones.